Jueves 22 de Febrero de 2024

Hoy es Jueves 22 de Febrero de 2024 y son las 07:21 - Seguinos en nuestras redes sociales...

  • 19.5º

19.5°

EL CLIMA EN PERGAMINO

7 de febrero de 2015

“A la cima no se llega superando a los demás sino superándose a si mismo”

El pergaminense hizo cima en el Aconcagua y contó su gran experiencia. “Mucha gente fracasa y lo pasa mal porque minimiza la grandeza del Aconcagua y lo toma como una aventura menor”, reflexionó.

Después de varios años dándole vuelta al tema y postergando viajes, el 2015 tenia que ser la excusa perfecta. Se cumplían 20 años de que su hermano, Fernando Nus,  había llegado al techo de América (6,962 mts), entonces Raimundo Nus no lo dudó y emprendió el gran viaje.  “A diferencia de Fernando que había salido de Pergamino hasta Puente del Inca en bicicleta (1000 km ), sacó la rueda y llevó la bicicleta a la cumbre,  yo solo pretendía subir. Todos en Plaza de Mula  saben la historia pero nadie sabía si era real”, comenzó contando Raimundo, quien empezó a recordar su viaje: “La empresa era compleja, sin grupo, ni guías, pero eso sí, un solo objetivo. El 10 de enero entro en el Parque Nacional Aconcagua, primera dos horas de caminata hasta Confluencia (3200mts). Luego, el segundo día, para aclimatarme, emprendí una caminata hasta Plaza Francia  (4200 mts.), vistas pared sur del Aconcagua  y vuelta a Confluencia. El tercer día inicié la caminata por cinco horas hasta Plaza de Mula (4300 mts.) y el cuarto día lo tomé de descanso”. Así empezó recordando Raimundo Nus su travesía para llegar a cumplir su anhelo, su gran objetivo.
El quinto día subió hasta el Cerro B Onete y en la jornada posterior llegó al Campamento Canadá (4.200 metros). La cumbre estaba cada vez más cerca y al séptimo día escaló hasta el Campamento Nido de Condores  (5300 mts.). A partir de allí, Raimundo relató: “Estando en Plaza de Mula me integré con los muchachos de Lanko , Javier, Facha , Emanuel, Matías  y un montón de porteadores y por la noche hacíamos tertulias hasta altas horas .Unos días antes tome una decisión rara , contraté un porteador para ir a la cima y no un guía como era lo normal, fue una cuestión de instinto. Esta gente esta todo el día llevando peso entre campamento y campamento y pensé que eran los mas preparados, aparte Emanuel tenia 8 cumbres .El a su vez me dijo de subir con su hermano, cosa que me alegró. Así que de mucho deliberar entre nosotros yo asumo la responsabilidad de atacar la cumbre desde lejos, aunque faltase aclimatación, porque venían días malos .De Nido de Cóndores (5300 mts.) a la cima había que superar 1662 mts., las dudas de ellos eran razonables”, siguió relatando el pergaminense a medida que se acercaba la para decisiva de la aventura. “Por motivos extras salimos muy tarde, 6:30 de la mañana. El ritmo fue infernal, no había descanso, nos saltamos Cólera por un atajo, hubo vómitos  y mareos, pero no había tiempo  para quejas. A las 12:00 estábamos en Independencia (6400 mts.), un poco lejos aún. Nos sentamos y recuperamos el aliento De algo estaba seguro; de mis 1200 km. y de los 45.000 más que había realizado en carreras de montaña en el 2014. Eran mi aval, mi capital estaba encima. Entonces fuimos por otro tirón, llegamos a la travesía que había que ponerse los crampones. Un  esfuerzo más y llegamos  hasta “La Cueva”  para un nuevo descanso. En este lugar la noche anterior un japonés  había abandonado, el cansancio lo había vencido, se había quitado los mitones y  la campera  gracias a la Policía de Rescate que al cabo del año salvan muchas vidas. Pero llegó el momento de atacar la parte final , la famosa “Canaleta”, la cima se ve, pero lejos. Son tres pasos y descanso, el cuerpo al límite, no hay aire, pero la cima ya se ve. Llegamos a Filo de Guanacos, otro poquito, ya casi , me parece increíble tener que parar. No tenía rivales, pero luchaba conmigo mismo. Ya casi llegando a la cima, la gente bajaba borracha, dando tumbos, muchos atados por los guías, afectados por la altura y no hay vuelta atrás. A las 16:05  hicimos cumbre, primer objetivo cumplido, había llegado. Hacia 20 años mi hermano había estado ahí arriba, que alto, como quien toca el cielo con las manos, sabiendo que tengo los pies en la tierra. No se cuantos pergaminense llegaron a la cumbre del Aconcagua, pero de algo estoy seguro de Otero, solo dos. Sabíamos que habíamos hecho cumbre muy tarde lo normal es entre las 12:00 y las 15:00, íbamos retrazados,  en un segundo la cumbre se llena de nubes, había que bajar de prisa  porque corríamos peligro. Y la gran pregunta de los porteadores ¿Cómo andas de piernas?. Respondí que bien, pero no sabia porque. Comenzamos a bajar y a la altura de la Cueva se había formado cola de unas 15 personas , nosotros bajábamos muy rápidos , la sorpresa fue cuando dijeron , vamos a quitarnos los crampones (y quedaba nieve), zona de Acarreo, ¡seguinos!. Empezamos a correr a una velocidad importante  cuesta abajo, ante la cara de asombro de la gente, después de un rato paramos y me preguntaron como iba de piernas, la respuesta fue fácil, hasta abajo muchachos. Llegamos a Nido de Cóndores  desarmamos la carpa y  a las 20:00 entrábamos en Plaza de Mulas, fue increíble , estábamos eufóricos . La noche fue de pizzas y cervezas hasta  tarde, el segundo objetivo estaba cumplido. El octavo día decido bajar corriendo hasta Horcones, cuatro horas,  ya estoy fuera del Parque Nacional Aconcagua. Mucha gente fracasa y lo pasa mal porque minimiza la grandeza del Aconcagua y lo toma como una aventura menor. Se lo considera un 8000, ya que a la misma altura en el Himalaya, hay la misma cantidad de oxigeno, a los 3500 no hay vegetación, sus temperaturas son de 20 grados bajo cero y 30 grados bajo cero en la cima. En una expedición lo normal son de 15 a 20 días para poder hacer cumbre. Al  noveno días llegué a mi casa con los míos  el tercer objetivo cumplido. Las cumbre se logran cuando uno llega sano  a su casa”.

 

Agradecimiento

Raimundo Nus agradeció a: “Mi familia, a Pantera, Virtu, Cana, Negro Ferra , Leo, mis hijos Fernando ,Teresa y Paula . A mi equipo Trail Villena, a la Municipalidad de Pergamino, a mi empresa TAHE, Tía Carmen , deportes Tomas,  joyería Fontela  y a  un montón de gente , que gracias a ellos estas cosas son posible”.

 

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!